fbpx

Nuestro organismo ha desarrollado un sofisticado sistema de defensa para mantener la integridad y el equilibrio necesarios del organismo para hacer frente a ataques de sustancias extrañas. El aporte de vitaminas y nutrientes a través de la alimentación, así como el cuidado de la microbiota, son 3 pilares básicos para mantener el sistema inmunitario. No hay que olvidar que el 70% de las células inmunitarias se encuentra en el intestino. En este artículo desvelamos algunas especies botánicas y fuentes concentradas de nutrientes que junto a un estilo de vida saludable pueden ayudar a las defensas

El sistema inmunitario, entendido como el conjunto de mecanismos que tiene nuestro organismo para hacer frente a agresiones externas e internas, nos protege de convertirnos en presa de todos los agentes infecciosos que nos rodean. Sin él, no podríamos mantener una salud óptima ya que no tendríamos la capacidad de reconocer las sustancias patógenas de las que no lo son, para inactivarlas y eliminarlas. Los patógenos son microorganismos que no somos capaces de ver a simple vista por su pequeño tamaño y que pueden causar daño en el organismo. El factor más importante para cuidar el sistema inmunitario es llevar una alimentación variada y equilibrada y un estilo de vida saludable.

Las VITAMINAS, los HONGOS y el cuidado de la MICROBIOTA se presentan como una herramienta complementaria para ayudar al funcionamiento del sistema inmunitario.

Vitaminas y sistema inmunitario

La vitamina C está presente en alimentos como las frutas cítricas, brócoli, perejil… que presenta una gran variedad de funciones en nuestro organismo, como por ejemplo ayuda al mantenimiento del funcionamiento del sistema inmunitario, reduce el cansancio y la fatiga, contribuye al metabolismo energético normal, ayuda a la protección de las células frente al daño oxidativo y mejora la absorción de hierro… Además de contribuir en la formación de colágeno para el funcionamiento de huesos, cartílagos, piel, encías,..

Otra de las vitaminas esenciales en el sistema inmunitario y quizás menos conocida es la vitamina D, más popular por su contribución en el mantenimiento de huesos y músculos. Se presenta en alimentos como los pescados grasos: salmón, huevos, leches enriquecidas… Aunque la principal fuente de vitamina D es el sol, a partir del cual la piel sintetiza colecalciferol, la forma activa de la vitamina D. Puedes ampliar más información en nuestro artículo “Todo lo que necesitas saber sobre la vitamina D“.

Complementos TONGIL relacionados:

Hongos: Reishi y Agaricus

Dentro del reino fungi, los HONGOS o setas son alimentos muy codiciados. Han sido recolectados y consumidos durante miles de años por el ser humano, siendo otoño la temporada de recolección en España. Si hablamos de la anatomía de los hongos, presentan 2 partes diferenciadas: el micelio que equivaldría a las raíces de una planta y el cuerpo fructífero, donde se encuentran todos los nutrientes concentrados y desde donde se distribuyen sus esporas para seguir reproduciéndose. Ofrece múltiples posibilidades en la cocina, pero más específicamente algunas de ellas se utilizan por sus propiedades en el mantenimiento del sistema inmunitario, como el Reishi y el Champiñón del sol o Agaricus.

La primera y más conocida a nivel popular es el Reishi, por llevar el título de “hongo de la eterna juventud” atribuido por su uso tradicional en la medicina asiática desde hace miles de años donde solo los más poderosos de la época tenían el privilegio de poder consumirlo. Hoy en día es accesible a todos y se encuentra como extracto concentrado, siendo el cuerpo fructífero la parte del hongo de elección para asegurar el aporte exclusivamente de los nutrientes procedentes del hongo. Mientras que el Champiñón del sol, o Agaricus haciendo referencia a su nombre científico Agaricus blazei, es una especie originaria de las montañas del sur de São Paulo (Brasil) cuyo uso también se debe a sus propiedades en el sistema inmunitario.

Complementos TONGIL relacionados:

La microbiota, el micromundo de nuestro interior

La microbiota constituye el sello de identidad personal. Se encuentra tapizando el intestino formando una barrera y siendo el primer punto de contacto de los componentes externos con nuestro interior. Cada vez se conoce más acerca de este micromundo y su contribución en nuestro organismo, siendo clave en el sistema inmunitario ya que se establece que aproximadamente entre un 70-80% de las células del sistema inmunitario viven en el intestinoExisten multitud de factores que alteran fácilmente este equilibrio como el estrés, el tipo de alimentación, el uso de medicamentos (entre ellos los antibióticos), el tipo de parto, el tipo de lactancia, el entorno,… De hecho, se conoce que los 1000 primeros días de vida son determinantes para establecer la composición de la microbiota

El volumen de búsqueda mensual en internet del conjunto de palabras clave como “probióticos” y “prebióticos” ha aumentado un 34% desde abril de 2020 hasta abril del 2021. Las nuevas tendencias de consumo reflejan el creciente interés por la microbiota y el sistema inmunitario, y esto ha promovido el consumo de ingredientes destinados a este fin. Cuidar de la alimentación una vez más es el factor fundamental para mantener una microbiota equilibrada a partir de fuentes que contienen fermentos lácticos como por ejemplo el yogur, kéfir, hummus, kombucha…  Pero, hay que tener en cuenta que no todos estos productos contienen la cantidad suficiente ni la variedad de cepas necesarias. Una de las estrategias es complementar la dieta con complementos alimenticios que garanticen el aporte de una elevada cantidad de probióticos y con una selección de cepas adecuada.

Complementos TONGIL relacionados:

 Y ya sabes súmate al movimiento #TONGILPOWER 

** Propiedades saludables autorizadas en el Registro Europeo nº 432/2012 o inscritas en el Registro de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA).

** Los complementos alimenticios no deben usarse como sustitutos de una dieta equilibrada ni de un modo de vida sano. No superar la dosis recomendada. Mantener fuera del alcance de los niños. Para satisfacer las necesidades nutricionales es importante seguir una dieta equilibrada y variada y un estilo de vida saludable. 

Mejora la experiencia

Instalar
×